16 dic. 2015

¿Historia de algunas vidas I ?

¿Por dónde se empieza una historia?
¿Erase una vez un labrador, un emigrante, un pastelero, un constructor, un idealista, un señor, un marqués?
¿Erase una vez unas mujeres que no amaban a los hombres? ( Ese es el título de un libro y que en "mi historia" queda muy bien)

Erase una vez un idealista, señor de ... , con  tierras y propiedades que luchó por un rey. 
Nos tenemos que remontar a las Guerras Carlistas en la España del XIX , esa guerra que estudiamos  y parece tan organizada cuando está bien "maquetada" en el libro.
Esa guerra en la que había varios bandos y se luchaba frente a frente. 
Luchar por unos ideales, por el bando perdedor ( aunque él no lo sabía) y arruinarte es...pues si ,de idealistas. 
Y así nos va con esa genética porque se termina regalando la tierra al que la trabaja ... que también.
Esas guerras , las de antes, a caballo, organizadas en "partidas" ( cada señor organizaba una partida). Siempre oímos que "organizaba partidas carlistas" y a mi me sonaban a partidas de cartas, pero no, eso eran cosas serias , de muerte y odio.
¿Quién le pidió que tuviera ideales?¿Quienes fueron los que sufrieron cuando perdió todo?¿Quién murió por sus ideales?

¿Hemos aprendido algo?
Alguno aprendió y algún otro que mandó ejecutar a sus compañeros de armas pudo darse cuenta al final de su vida de la barbaridad que había cometido y sintió el peso de ese dolor sobre sus hombros.

Otros que no lucharon en guerras, quizás porque no tenían ideales o no tenían dinero para perder, emigraron , alguno para huir del hambre cruzando mares y otros sin hambre también cruzando mares...

 
                                              Algeciras



  pero con 13 hijos de los que solo se sabe la vida de siete. ¿Dónde quedaron los seis restantes? No se tiene noticia de su muerte y ... tampoco de su vida.
¿Y esos emigrantes que no supieron aprovecharse de las circunstancias y nunca se hicieron ricos?

                                            

¿Y esas mujeres que no amaban a los hombres? 
Esa es otra historia 

¿Quién nos cuenta la historia?¿Quién interpreta lo que pensaba el pobre que arriesgó su vida?¿Y el que llegó a un puerto camino de América y ya no cogió el barco?



¿Quién puede juzgar esa vida?

¡Ay!  bendito internet que ahora nos cuenta casi hasta lo que hemos comido hoy y si no lo sabe te manda ideas de recetas que te pueden gustar y si me apuras te encuentra a los familiares y te cuenta tu historia...y además no interpreta