18 ene. 2014

Andropausia

Las mujeres a partir de los 50 llevamos un cartel en la frente en el que pone "menopausia" y un abanico en la mano con el que vamos dando glamour a los cambios de temperatura.

Vamos marcadas por la vida y es el tema de conversación de todo el que se acerca y nos ve levantar la voz, engordar, torcernos un tobillo y cualquier cosa que hagamos diferente... "es la menopausia".

Pero ¿qué pasa con ellos?
¿Esos cambios de humor, esos calores, esos infartos, esas roturas de fibras, de huesos y de parejas?

Si, aunque no se hable de ello también tienen su particular menopausia exactamente igual que la nuestra.

Estás cenando y de repente dice uno : hace demasiado calor aquí dentro .
 Tu estás divinamente porque en ese momento no te ha dado el sofocón, a él sí, pero no lo comentas porque el calor de ellos aun siendo el mismo que el tuyo es normal y el tuyo es menopausia.

Te cuenta un amigo que debe estar malo porque últimamente duerme mal y suda mucho, seguramente tendré unas décimas... lo que tienes son unas décimas de menopausia.

Fulanito es encantador pero lleva una temporada de un humor de perros: tendrá algún problema.Lo que tiene es una "menopausia" en plena expansión.
 Tu tienes algún cambio de humor : te va a venir la regla, ¡ay no que tienes menopausia!

Vamos a poner nombre a tus sudores  :andropausia
Vamos a ponernos en igualdad de condiciones y cuando no te aguantes piensa que  estás andropaúsico que yo desde mi menoapausia te observo.
 Y así cuando quieras decir con ese medio desprecio-ironía-malaleche  que nosotras estamos menopaúsicas... te espero sujetando el abanico para cuando lo necesites.

¡ Ay como me encanta la igualdad !

No hay comentarios:

Publicar un comentario