26 mar. 2013

Comparador de hoteles

Ha coincidido que en estos últimos días me ha tocado moverme  y alojarme en distintos tipos de hoteles.
Normalmente viajo poco y siempre voy al mismo hotel porque por el trabajo es el que me queda mas cerca. 
He ido a tres ciudades distintas y me ha tocado alojarme en "otros".

Yo era de las que viajaba y me metía en cualquier sitio pero eso se acabó , una se hace mayor.

Lo que te dan los años entre otras mil cosas que siempre cuento es la "antipatía" que te entra cuando no te gusta algo y lo claro que tienes lo que te gusta.

Parto de la base de que en los tres sitios me han tratado muy bien así que del personal no tengo ninguna queja pero...
No me gusta el olor a rancio mezclado con tabaco aunque no haya ni una mota de polvo.
No me gusta la televisión "a todo lo que da" cuando estoy desayunando , principalmente porque a esas horas todavía no me he encontrado las piezas , estoy sin componer y el ruido me descoloca.
Me gusta tomarme algo con música de fondo tranquilamente al final del día sentada en un buen sillón.
Me gusta que el olor a comida me llegue suavemente cuando entro en el restaurante no que me dé un latigazo cuando voy a entrar en la cama... y así de antipática estoy ,aunque siempre sonriendo.

Viendo este nivel de repugnancia que me "embarga" he decidido salir del Meliá  y ponerme a investigar,  lanzarme a la aventura  a ver si encuentro alguno que me sorprenda.

Los hoteles Petit palace  están ubicados en edificios "singulares". Pongo singulares así porque algunos edificios son bonitos , antiguos, conocidos como la Posada del Peine  en Madrid o en un palacio como  el Petit Palace Bristol en Valencia.





Voy a empezar mi "periplo" por todos ellos y os iré contando por ejemplo que en el Petit Palace Lealtad Plaza la habitación me ha encantado, la calle donde está es muy tranquila y está muy bien situado , al lado de la Bolsa, el Ritz, el Prado, zona perfecta para pasear  ver museos... 
Me ha fastidiado bastante que a partir de las 11 de la noche no puedes pedir ni un café, con lo que o apareces antes de esa hora o vienes cenado y con la copa puesta.
 El desayuno que es otra cosa que me encanta de los hoteles no está nada mal pero si bajas antes de las 9 porque el espacio es muy estrecho y parece que desayunas encima del vecino de mesa.




El siguiente será en el edificio donde vivía mi bisabuela, ya os contaré,

2 comentarios:

  1. ¡Yo quiero ver donde vivía tu bisabuela!

    Lo mejor es comparar en varios sitios antes de reservar por si en alguna se encuentra un precio más barato.

    Comparto con vosotros una lista de las mejores webs para comparar hoteles. Están todas: Booking, Trivago...

    Lista de los mejores comparadores de hoteles

    Está muy bién.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sandra por haberte pasado por mi blog. Ya tienes también publicado tu enlace.La casa de mi bisabuela era donde está ahora el Petit Palace de Arenal.
      Un saludo

      Eliminar